Bancos anti-Cuba | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Bancos anti-Cuba

Por Narciso Isa Conde

El simulacro de Barack Obama de distención de las relaciones con Cuba quedó atrás con el ascenso de Donald Trump y sus halcones al gobierno de EEUU; amén de que el Gobierno Profundode Gringolandia, no está en eso de coexistencia. La onda del poder estadounidense es preeminentemente neofascista.

Digo simulacro de Obama “apota”, porque él sabía que ni Hilary ni Trump apostarían a la normalización de las relaciones con el David de Nuestra América y conoce muy bien que su imperialismo decadente y gansterizado no está por respetar soberanía de países pequeños o relativamente débiles. La estrategia dominante es re-colonizadora y para los Estados contestatarios la receta es bloqueo, desabastecimiento, guerras económicas, sedición golpista, desestabilización… Guerras de quinta generación e incluso invasiones.

Obama adoptó una pose que lustraba su ego, que lo prestigiaba, a conciencia que todo aquello sería pasajero. Dejó que Cuba anotara un Gol a sabiendas que quienes lo sucedieran iban a interrumpir el juego.

Y así está aconteciendo independientemente que en lugar de las Oficinas de Intereses existan Embajadas en cada territorio. Los grilletes del bloqueo han sido apretados contra Cuba, mientras en Venezuela se despliega una guerra de quinta generación realmente brutal.

Ahora los bancos del planeta controlados o chantajeados por el gran capital, propios de EU o de capitales aliados, han entrado de lleno en el bloqueo. Cuarentana o cerco financiero también para Cuba.

Ahora con más intensidad se ha decidido poner en marcha el plan de asfixia comercial-financiera contra Cuba Soberana; misión probada como imposible, pero ciertamente cruel.

Obama combinaba el “poder duro” y el “poder suave”, el poder inteligente y el poder burdo. Trump y sus Pompeo son verdaderas bestias. Y no se quedan en actuar bilateralmente cargado de todo el odio del mundo.

En ese quehacer internacional, esencialmente perverso, TRUMP ha logrado que el gobierno dominicano y el poder financiero los acompañe contra Cuba; consciente de que el danilismo y el leonelismo, bajo presión imperial, son capaces de concederle todo, hasta el fundillo con tal de ser gobierno o seguir en el. Y la oposición de derecha no se queda atrás cuando se trata de exhibir voluntad colonialista.

Con ese clima a su favor, las almas retorcidas de los grandes bancos dominicanos y de los extranjeros radicados aquí, incluido el Banco de Reservas, le han negado a la Embajada cubana abrir cualquier tipo cuentas en esas entidades financieras. ¡Cuánta abyección! ¡Qué sinvergüenza se han dado quienes oportunistamente fingieron ser “Amigos de Cuba”!

El simulacro de Barack Obama de distención de las relaciones con Cuba quedó atrás con el ascenso de Donald Trump y sus halcones al gobierno de EEUU; amén de que el Gobierno Profundo de Gringolandia, no está en eso de coexistencia. La onda del poder estadounidense es preeminentemente neofascista.

Digo simulacro de Obama “apota”, porque él sabía que ni Hilary ni Trump apostarían a la normalización de las relaciones con el David de Nuestra América y conoce muy bien que su imperialismo decadente y gansterizado no está por respetar soberanía de países pequeños o relativamente débiles. La estrategia dominante es re-colonizadora y para los Estados contestatarios la receta es bloqueo, desabastecimiento, guerras económicas, sedición golpista, desestabilización… Guerras de quinta generación e incluso invasiones.

Obama adoptó una pose que lustraba su ego, que lo prestigiaba, a conciencia que todo aquello sería pasajero. Dejó que Cuba anotara un Gol a sabiendas que quienes lo sucedieran iban a interrumpir el juego.

Y así está aconteciendo independientemente que en lugar de las Oficinas de Intereses existan Embajadas en cada territorio. Los grilletes del bloqueo han sido apretados contra Cuba, mientras en Venezuela se despliega una guerra de quinta generación realmente brutal.

Ahora los bancos del planeta controlados o chantajeados por el gran capital, propios de EU o de capitales aliados, han entrado de lleno en el bloqueo. Cuarentana o cerco financiero también para Cuba.

Ahora con más intensidad se ha decidido poner en marcha el plan de asfixia comercial-financiera contra Cuba Soberana; misión probada como imposible, pero ciertamente cruel.

Obama combinaba el “poder duro” y el “poder suave”, el poder inteligente y el poder burdo. Trump y sus Pompeo son verdaderas bestias. Y no se quedan en actuar bilateralmente cargado de todo el odio del mundo.

En ese quehacer internacional, esencialmente perverso, TRUMP ha logrado que el gobierno dominicano y el poder financiero los acompañe contra Cuba; consciente de que el danilismo y el leonelismo, bajo presión imperial, son capaces de concederle todo, hasta el fundillo con tal de ser gobierno o seguir en el. Y la oposición de derecha no se queda atrás cuando se trata de exhibir voluntad colonialista.

Con ese clima a su favor, las almas retorcidas de los grandes bancos dominicanos y de los extranjeros radicados aquí, incluido el Banco de Reservas, le han negado a la Embajada cubana abrir cualquier tipo cuentas en esas entidades financieras. ¡Cuánta abyección! ¡Qué sinvergüenza se han dado quienes oportunistamente fingieron ser “Amigos de Cuba”!


Comentarios