Coro Catedral Primada América con recital satisface expectativas santiagueros | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Coro Catedral Primada América con recital satisface expectativas santiagueros

concierto-arzobispo-breton-y-ejecutivos-del-reservas

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- Los santiagueros expresaron sus satisfacciones, con la formidable actuación de las voces aunadas de los integrantes del Coro de la Catedral Primada de América, que presentaron el XXVI concierto de La Natividad del Señor en la Catedral Metropolitana Santiago Apóstol El Mayor.

El recital abarcó una amplia variedad de canciones tradicionales incluyendo villancicos, propios de la época, destacándose: El Mesías, de Georg Friedrich Händel, y los estrenos “La Sagrada Familia”, “Amor y paz”, “Feliz Navidad”, de François Bahuaud; al igual que “Bienvenida al Niño Dios” y “Lo mejor es el amor”, de Héctor Martínez Cabruja.

Un momento estelar lo puso la soprano oriunda de Puerto Rico, Melliangee Pérez, con su interpretación de la canción “But Who May Abide The Day Of His Coming?”.

Otra nota trascendente jugó la violinista nacida en Santiago de los Caballeros, Natasha Abreu, siendo ovacionada por religiosos, músicos y funcionarios del Banco de Reservas, auspiciador de la actividad, tras ejecutar de forma magistral una pieza clásica de la Navidad.

El evento tuvo como directores asociados a: Andrés Capellán, Fernando Herrera, Héctor Martínez Cabruja y Rafael Calderón; como solista en el bajo actuó Diómedes Ogando; así como los integrantes del coro formado por Wanda Guzmán, Belkys Hernández, Glenmer Pérez, Modesto Acosta, Nelson Veras y Edison Samuel Félix.

La actividad contó con la presencia del arzobispo metropolitano de Santiago, monseñor Freddy Antonio de Jesús Martínez Bretón; al igual que de los monseñores obispos auxiliares, Valentín Reynoso, Carlos Tomás Morel y Vinicio Disla, del mismo modo que del director adjunto del Banco de Reservas de la zona norte, Francisco Concepción y su esposa Brenda Sarmiento, y otros funcionarios.

POR HILARIÓN ISALGUÉZ


Comentarios