Detienen a 16 maestros y estudiantes extranjeros en China por consumir drogas | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Detienen a 16 maestros y estudiantes extranjeros en China por consumir drogas

Al menos 16 maestros y estudiantes extranjeros de la multinacional educativa Education First (EF) han sido detenidos en China por delitos relacionados con las drogas, informó hoy la prensa local.

“Hasta el momento 19 personas, entre ellas 16 extranjeros, están implicadas en el caso y han sido capturadas, siete de ellos maestros extranjeros en un centro de educación y los otros nueve son estudiantes”, apunta en un comunicado citado por la prensa la oficina de seguridad pública de Xuzhou (Jiangsu).

Los detenidos dieron positivo en las pruebas de drogas y uno de los extranjeros está bajo arresto penal, lo que indica que hay un cargo formal y que su proceso judicial es inminente, mientras que el resto se encuentra bajo detención administrativa, cuya duración máxima es de 15 días.

El uso y posesión de cualquier tipo de droga, incluso en pequeñas cantidades, está prohibido en China y sus usuarios están sujetos a multas y a una detención administrativa, mientras que los extranjeros afrontan también la expulsión del país.

Además, en el país asiático continúa vigente la pena de muerte por narcotráfico y cada año decenas de personas son condenadas a muerte y ejecutadas, un número que según las organizaciones no gubernamentales es difícil precisar.

Según el diario Beijing News, los maestros detenidos son de la sucursal de EF de Xuzhou.

La empresa, una multinacional de origen suizo especializada en cursos de idiomas, está realizando una investigación interna y planea suspender a los maestros implicados, señala el periódico.

En los últimos meses el Gobierno chino ha intensificado los controles antidrogas entre la población, con los extranjeros en el punto de mira, hasta el punto de que numerosos consulados han enviado notas informativas para explicar los procedimientos de las detenciones y llamar a sus compatriotas a extremar precauciones.

“Desde hace unas semanas, las autoridades chinas están multiplicando los controles por consumo de drogas y substancias ilícitas, cuyo consumo en China es un delito penal”, apuntaba en mayo el Consulado General de España en Shanghái.

En la nota se aseguraba en base al testimonio de personas afectadas, que la policía fomenta la delación para llegar a más consumidores, a quienes detiene en cualquier lugar, les somete a “un duro interrogatorio”, y se les practica un análisis de orina y capilar cuyos resultados no se enseñan, en muchos casos.


Comentarios