El calentamiento global: ¿Cuento o realidad? | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

El calentamiento global: ¿Cuento o realidad?

Por Ing. Ramón Ureña Torres

El Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), al contemplar como sumamente alarmantes para nuestro país y todas las naciones del mundo, los pronunciamientos e iniciativas que desde ya está implementando el nuevo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, en torno al calentamiento global y las serias problemáticas ambientales que atentan en contra de la existencia del planeta y las diversas formas de vidas existentes en él, sustentado en la visión y lineamientos estratégicos de su dirección técnica, dentro del  marco de valentía, respeto y seriedad que el mismo exige, trata en este trabajo el tan puntual y delicado tema.

Situación que llama a  concentrarse en ella y procurar subsanarla, por haberse engendrado en el recién juramentado presidente de los Estados Unidos, el criterio erróneo de que el calentamiento global “es un cuento chino”, sólo con el propósito de justificar su ya proclamada decisión de retirar a los Estados Unidos de los Acuerdos de París (COP21), firmado por el expresidente Barack Obama, en Diciembre del 2015, y al cual se adhirieron alrededor de doscientos Estados y Gobiernos de los cinco continentes.

Rumbo que le resulta recomendable, al visualizar que el calentamiento global no es un “puro cuento chino”, por ser una realidad que ya produce efectos negativos a nivel global, ocasionando daños materiales que ascienden a billones de dólares; pérdida de centenares de vidas por catástrofes naturales y daños irreversibles al ambiente.

Estima incomprensible, que una persona que ha alcanzado la presidencia de unas de  las naciones más poderosas de la Tierra ignore esta realidad; además de que es negativa, una visión que se inscriba en la necesidad de ser complaciente con sectores industriales que son grandes contaminadores, a los cuales habría que otorgarles incentivos especiales, incluyendo la falta de regulaciones ambientales, para atraerlos a los Estados Unidos o para que reabran sus obsoletas plantas, sin mirar el costo ambiental y el daño que genere al mundo y a su propia nación,  bajo el supuesto de procurar una mayor grandeza.

Para el organismo de desarrollo, la realidad  citada, obliga al nuevo gobierno norteamericano, a no concentrarse pura y simplemente en la “creación de nuevos empleos basados en que el calentamiento global es puro cuento chino, sin ponderar, las implicaciones que tendrían estos en base a dicho criterio, en la sostenibilidad del medio ambiente donde habitan sus beneficiarios.

Las políticas antiambientales de Donald Trump:

Para el Consejo Regional de Desarrollo (CRD), hay que tomar muy en serio los pronunciamientos del Señor Presidente Norteamericano.  No es solo un decir que el calentamiento global es un puro cuento chino; son sus acciones concretas, veamos:

1ro.-     Su anunciada decisión de retirar a los Estados Unidos de los Acuerdos alcanzados en París en el 2015 (COP21) para frenar el calentamiento global limitándolo a 2ºC hasta el 2030.

2do.-    Su intención anunciada de activar las minas de carbón para “salvar a los Mineros” y reactivar un amplio sector industrial, generando así decenas de miles de nuevos empleos.

3ro.-    Su “creencia” de que el calentamiento global fue creado por los chinos para atacar la industria Estadounidense y con ello justificar sus acciones ultranacionalistas.

4to.    Su promesa de reactivar acciones que fueron vetadas por el expresidente Barack Obama, por considerarlas contrarias a la preservación del medio ambiente (nos referimos a explotaciones petroleras, la construcción de grandes oleoductos, explotaciones de gas, etc., en zonas donde provocará daños irreversibles al medio ambiente).

5to.-    Ha propuesto cancelar los Programas de Apoyo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) destinados a la generación de energía alternativa renovable, que mitiguen las emisiones de gases de efecto invernadero.

6to.-    Ordenó anular la plataforma de registros estadísticos históricos sobre el calentamiento global, con los cuales trabajan los Científicos para realizar sus cálculos y proyecciones.

7mo.- De lo dicho a los hechos: Designó al Señor Scott Pruitt al frente de la influyente Agencia Medioambiental de Estados Unidos, con la finalidad de garantizar estas antipolíticas ambientales.  El Señor Scott Pruitt es un militante reticente a las políticas en favor del cambio climático y que reniega del calentamiento global.

En fin, ve que estamos frente a una anunciada lista de acciones que de llevarse a la práctica, harán más difícil la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático, no sólo en los Estados Unidos, sino a nivel global, como bien se comprueba , en  los siguientes aspectos que recogemos  a continuación:

A).- El calentamiento del Globo Terráqueo:
El concepto de calentamiento global no es nuevo.  Desde hace siglos se observa el calentamiento de nuestro Planeta, pero es en las últimas décadas cuando estos cambios en la temperatura de la Tierra y los océanos, ha comenzado a activar la alarma de técnicos y científicos.

Los seres humanos provocan el calentamiento de la Tierra en la medida que queman más y más combustibles fósiles, llamados también fuentes de energías no renovables (Petróleo, carbón, gas natural),  generadores de gases de efecto invernadero, fenómeno por el cual los gases que se encuentran en la atmósfera retienen el calor emitido por la Tierra. Este calor proviene de la natural radiación solar, pero cuando rebota sobre la superficie terrestre queda atrapado por la barrera de gases, siendo causante de daños directos a la capa de ozono.

Debemos destacar que los gases de efecto invernadero no son perjudiciales por sí mismos, lo malo es su exceso.  La presencia moderada de estos gases son los que arropan la Tierra como si se tratara de un invernadero y le proporciona el calor que evita la congelación del Planeta.

Todas las naciones, emiten gases de efecto invernadero de una forma u otra, pero de casi doscientas naciones existentes en el planeta, apenas seis produce el 60% de todas las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero a nivel mundial, siendo China el mayor contaminador, con emisiones que se acercan a los 11,000 millones de toneladas que cada año envía a la atmósfera.  Le sigue Estados Unidos, con alrededor de 6,000 mil millones toneladas por año.  Continúan la India, Rusia, Japón y Alemania.

Como  se puede observar y palpar, se ha producido a nivel global una generación en exceso de gases de efecto invernadero producto de requerimientos industriales y humanos sin control y planificación, que urge detenerla para preservar nuestra planeta, en virtud de que todos los estudios e investigaciones científicas concluyen que el mismo sigue calentándose  a un ritmo fuera de record (400 partes por millón en grandes regiones del Mundo), provocando el cambio climático y sus serias consecuencias, como resultan:  Reducción en los alimentos, desertización y aumento de enfermedades, entre otros.

B).- El fenómeno del El Niño y el Calentamiento Global:
El calentamiento global que actualmente atraviesa el planeta, es un factor nuevo que influye en los efectos y la naturaleza del fenómeno de El Niño, generando consecuencias actuales y futuras más peligrosas y eventos más extremos.

Este  fenómeno climático cíclico, cuyo nombre se refiere al niño Jesús al  producirse aproximadamente en el tiempo de Navidad en el Océano Pacífico, está provocando estragos a nivel mundial, siendo las más afectadas América del Sur y las zonas entre Indonesia y Australia,  generado con ello el calentamiento de las aguas sud americanas.

Los años 2014, 2015 y 2016 fueron muy activos en el posicionamiento del calentamiento global y el cambio climático.  Fueron años donde se registraron los mayores índices de calor en la superficie de los océanos, activando y expandiendo el fenómeno de El Niño, a zonas donde antes no llegaba.

“El Niño” generó grandes sequías y fenómenos que produjeron enormes devastaciones, las cuales impiden la generación de bosques o estimulan su destrucción a causa de los cada vez más frecuentes incendios forestales; o por la acción del hombre sobre la aniquilación de los bosques, privando a la atmósfera de beneficiarse con la acción generadora  de la naturaleza y quedando a expensas de las emisiones excesivas del accionar humano.

Reflexión y camino para RD:

La República Dominicana no es ajena al cambio climático y sus consecuencias, como lo demuestra el hecho de que venimos de sufrir en el 2015 uno de los años más secos de las últimas décadas.  Esto nos produjo grandes daños ambientales y materiales (fuegos forestales, merma considerable en la producción agrícola y ganadera, enfermedades nuevas que desconocíamos, nuevas cepas de dengue y zika; el síndrome de Guillain-Barré, etc.).

En el 2016, por el contrario, fuimos atacados por el fenómeno de El Niño, con grandes inundaciones que arrasaron nuestras infraestructuras y la producción agrícola, dejando como resultado miles de millones de pesos en pérdidas.

En fin, para el Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), es una realidad insoslayable, que no escapamos al cambio climático y el calentamiento global, de ahí que debemos sumarnos con valentía a las voces y a las acciones de los países que mantienen la firme decisión de seguir acudiendo a los Foros Mundiales, a defender las políticas ambientales que promueve la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), a fin de que el liderazgo ambiental, salga más que vencedor en su loable lucha por la supervivencia del Planeta Tierra y sus diversas formas de vida.

El autor es:
Ing. Ramón Ureña Torres, Director Cibao Central del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), ingeniero, experto en asuntos municipales y medio ambiéntales. Tel. 809-244-5496-Correo. crdnordeste@yahoo.es, San Francisco de Macorís, RD.


Comentarios