El país avanza en disminución del hambre, pero aumenta en obesidad y sobrepeso | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

El país avanza en disminución del hambre, pero aumenta en obesidad y sobrepeso

La República Dominicana logró avances en la disminución del hambre y la desnutrición crónica, pero mantiene retos importantes en controlar la obesidad y el sobrepeso.

Los logros nacionales en materia de subalimentación, cuya prevalencia en la población descendió de 24.4% (2004-2006) a 9.5% (2016-2018), según datos presentados en el informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo” (SOFI 2019), elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y que obedece a los puntos uno y dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El porcentaje significa que está bien y por encima de la media de América Latina, por tanto, puede reducir más el hambre y la subalimentación.

Sin embargo, el país tiene grandes retos: bajar la obesidad por la subalimentación y la desnutrición crónica infantil vinculada a la disminución de la lactancia materna, que representa en el año 2019 un 7.1% de la población de niños menores de cinco años.

Los hallazgos del estudio fueron dados a conocer por los representantes en el país de las agencias de la Organización de las Naciones Unidas, Mauricio Viñegas , Carmelo Gallardo, Rosa Elcarte, Alma Morales y Elizabeth Fadul, a propósito del Día Mundial de la Alimentación 2019.

Entre los principales hallazgos están: que, a nivel mundial, el número de personas afectadas desde el 2015 hay una pequeña subida del número de personas que están afectadas por el hambre con un porcentaje del 11% , que es la prevalencia en los últimos tiempos, según el estudio.

El informe se vinculó a crecimiento y crisis económica y seguridad alimentaria y por regiones, el número de personas más afectadas está en Asia y tiene como explicación que es la más poblada a nivel global, mientras tanto, en América Latina se contaron 42 millones de personas afectadas por el hambre, incluyendo la subalimentación, que es un indicador que hace una estimación a nivel de consumo en un país, a través de las hojas de balance y las importaciones menos las exportaciones.

No obstante, el estudio indica que el problema mayor está en África, donde vive más del 30% de las personas con subalimentación en el mundo.

La estimación de la investigación es que de los de 820 millones de personas en el mundo que aún no tenía suficiente para comer en 2018, se elevará a 2,000 millones que pudieran estar afectadas en el mundo por problemas de hambre.

El análisis que se centra en crecimiento económico y los analizados tienen una correlación de dependencia de importaciones y exportaciones. A mayor dependencia de cualquiera de las dos se traduce en mayores problemas de vulnerabilidad.

Carmelo Gallardo, representante de la FAO.
Carmelo Gallardo, representante de la FAO. ( )

En el caso de la República Dominicana, aseguró Gallardo que el país quedó bien, porque la mayoría de los productos de la canasta básica se producen localmente.

Por cada punto porcentual que aumentan las exportaciones en un año, se incrementa en un 2% la probabilidad de tener hambre. En el caso de las importaciones, esa probabilidad sube casi un 4%.

Sin embargo, el país tiene grandes retos: bajar la obesidad por la subalimentación y la desnutrición crónica infantil vinculada a la disminución de la lactancia materna. En ese orden, la representante del Unicef dijo que es uno de los retos que enfrenta el país en materia de nutrición, que se debe aumentar el nivel de lactancia materna exclusiva, cuya tendencia es a la baja. Los datos del SOFI indican un descenso de un 8% (2012) a un 4.6% (2018) en República Dominicana, siendo uno de los porcentajes más bajos en América Latina.

En ese orden, Gallardo citó como pasos de avance las iniciativas del gobierno en la disposición de compras públicas para el productor nacional, el Programa de Alimentación Escolar (PAE) y el de Alimentación del Hogar, que desarrolla el país contribuyen a mejorar los índices del hambre, es la hipótesis de Gallardo.

Falta la capacidad adquisitiva de las personas para comprarlos. Eso evita que muchos pobres consuman alimentos de mala calidad, por ser baratos. También se requiere de agua potable.

Rosa Elcarte, representante del Unicef.
Rosa Elcarte, representante del Unicef. ( )

La representante de Unicef subrayó que la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses es el mejor alimento y el más seguro para los bebés, mejora el desarrollo psicomotor del niño y previene enfermedades no solo en la edad infantil sino también en la edad adulta. Las personas que no han sido amamantadas tienen un mayor riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Elcarte, subrayó que la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses es el mejor alimento y el más seguro para los bebés, mejora el desarrollo psicomotor del niño y previene enfermedades no solo en la edad infantil sino también en la edad adulta. Las personas que no han sido amamantadas tienen un mayor riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, insistió en que es necesario mejorar la alimentación de los niños menores de 2 años, complementando la lactancia materna con una correcta introducción paulatina de los alimentos sólidos, y promoviendo desde temprana edad alimentos saludables, como frutas, verduras y pescados.

Dijo que desde el momento de la gestación hasta los dos años es el más importante en la vida de una persona, porque se multiplican las neuronas a miles por segundo y que si eso no ocurre en ese tiempo, las consecuencias son irreversibles, para tener un buen desarrollo.

De ahí, que las personas deben ser bien nutridas desde el embarazo. Además, que no se le debe suministrar alimentos sólidos a los bebés antes de los seis meses.

Para mejorar los niveles de malnutrición, el Sistema de las Naciones Unidas hizo varias recomendaciones enfocadas en mejorar la disponibilidad de alimentos nutritivos y limitar el alto contenido en sal, grasas y azúcares de los alimentos procesados, responsables en gran medida de los altos niveles de obesidad que registra la población.

Exhortó al cumplimiento de la ley existente para regular la comercialización de los sucedáneos de leche materna, que los servicios de atención primaria formen a las familias en la alimentación adecuada de los niños pequeños, y que se diseñen leyes que regulen la producción, comercialización y publicidad de alimentos para niños, niñas y adolescentes.

Los representantes de las agencias internacionales dijeron que se debe atacar la obesidad.
Los representantes de las agencias internacionales dijeron que se debe atacar la obesidad. ( )

Obesidad

En el país existe un problema serio de obesidad y sobrepeso, al igual que en la mayoría de las naciones del mundo, que además de ser una situación de salud, es cultural.

Dijo que los empresarios y pequeños productores juegan un papel importante en la prevención, porque no se puede seguir produciendo y consumiendo sin tener un equilibrio.

Argumentó que se necesitan leyes para reducir la cantidad de sal, grasas saturadas y azucares en los alimentos.

En ese orden, Gallardo dijo que las personas cuenten con la capacidad adquisitiva para adquirir los rubros que les garantizan una alimentación sana y nutritiva, lo que evitaría que muchos pobres consuman alimentos de mala calidad, por ser baratos. También se requiere de agua potable.

“Tenemos que reflexionar a nivel global sobre nuestros sistemas alimentarios: necesitamos cambiar hacia una producción más sostenible, con un comercio más justo y un consumo más equilibrado de alimentos, indicó Gallardo.

En ese orden, Gallardo manifestó que la institucionalidad dominicana avanza con pasos firmes al disponer de la ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional y del Plan Nacional de Agricultura Familiar.

Mensaje del secretario general de la ONU

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, el coordinador residente de la Naciones Unidas, Mauricio Ramírez, leyó el mensaje del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

  • El Día Mundial de la Alimentación es un llamamiento mundial en favor del “Hambre Cero”.
  • A la fecha, más de 820 millones de personas no tienen suficiente para comer.
  • La emergencia climática es una amenaza cada vez más grave a la seguridad alimentaria.
  • Mientras tanto, 2,000 millones de hombres, mujeres y niños padecen sobrepeso u obesidad.
  • La alimentación poco saludable conlleva un enorme riesgo de enfermedad y muerte.
  • Es inaceptable que el hambre esté aumentado en un momento en que el mundo desperdicia más de 1,000 millones de toneladas de alimentos cada año.

Comentarios