En Estados Unidos es legal viajar con armas en la bodega de los aviones | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

En Estados Unidos es legal viajar con armas en la bodega de los aviones

legal-viajar-armas-euu

La legislación estadounidense autoriza a los pasajeros a transportar sus armas con la condición de que vayan en la bodega del avión y descargadas.

Los pasajeros deben informar de ello al agente de la compañía aérea en el momento de la facturación y rellenar un formulario. Las normas de la Transportation Security Administration (TSA), la autoridad de transportes, establecen que las armas deben estar en un estuche rígido y cerrado con llave.

Las municiones también pueden transportarse, igualmente con la condición de que vayan bajo llave. Y en ningún caso se pueden llevar en cabina ni las armas ni las municiones.

No obstante, en muchas ocasiones los viajeros se presentan en los controles de seguridad con armas en su equipaje de mano.

Por ejemplo, en 2015 los agentes de la TSA encontraron 2.653 armas de fuego en los controles de seguridad.

La última semana de diciembre se incautaron 53 armas de fuego en los aeropuertos estadounidenses, de las que 42 estaban cargadas, según la TSA.

Los pasajeros que no cumplan las normas se enfrentan a multas de hasta 11.000 dólares. La mayoría alegan, simplemente, que se les olvidó que llevaban un arma en sus bolsas.

Estas reglas se aplican al transporte aéreo, y se suman a las normas locales, que varían enormemente de un lugar a otro.

En algunos estados el transporte de armas está prohibido en espacios públicos como los aeropuertos. Pero, debido a la presión de los grupos de defensa de las armas y a la multiplicación de los tiroteos, muchas jurisdicciones suavizaron en los últimos tiempos sus legislaciones para permitir el transporte de armas en lugares como los campus universitarios o las terminales de los aeropuertos.

Los partidarios de la liberalización en Florida relanzaron sus demandas tras el tiroteo del viernes en la zona de equipajes del aeropuerto de Fort Lauderdale, 50 km al norte de Miami (Florida), que dejó cinco muertos. El presunto atacante, Esteban Santiago, despachó su pistola semiautomática en su equipaje facturado, y lo recuperó a su llegada para perpetrar la matanza.

“Las zonas sin armas no impiden que los criminales infrinjan la ley y maten a víctimas inocentes”, declaró Greg Steube, un legislador republicano local y autor de una propuesta de ley para autorizar el porte de armas en espacios públicos como los aeropuertos.

“Todo lo que la ley existente ha hecho ha sido impedir que ciudadanos que cumplen la ley y que poseen una autorización para portar armas puedan llevarlas para defenderse y defender a los demás“, señaló, en declaraciones recogidas por el diario Tallahassee Democrat.

Con información de AFP.


Comentarios