Exempleados de ayuntamiento de Santiago exigen prestaciones laborales | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Exempleados de ayuntamiento de Santiago exigen prestaciones laborales

Exempleados del ayuntamiento de Santiago, quienes aseguran representar a 1,700 personas en igual situación, marcharon hasta el cabildo tras un recorrido por varias calles denunciando que el alcalde Abel Martínez se niega a pagar sus prestaciones laborales.

Con tambores y carteles en manos con mensajes de rechazo a los maltratos que, a su juicio, comete el cabildo, casi dos docenas de personas marcharon vociferando ‘’alcalde fucú, aquí no ganas tú’’.

Un hombre que se identificó como Radhamés Rodríguez dijo ser uno de los afectados y que trabajó durante las gestiones de Gilberto Serulle y José Enrique Sued.

Al cuestionársele sobre la cantidad de manifestantes, en relación al número de exempleados que dicen atraviesa la misma situación, explicaron que muchos son adultos mayores que laboraron como barrenderos y otros oficios, los cuales están cansados de protestar.

Explicaron que a otros se les ha entregado sumas de dinero muy por debajo de la cantidad que se les debía pagar. Así lo denunció José Miguel Batista, quien aseguró que laboró en el Mercado Hospedaje Yaque durante seis años y sostiene que los libros, donde a diario imprimió su firma, cuando llegaba a sus labores a las 5:00 de la mañana , están ahí, como muestra de que trabajó.

‘’Vamos para 4 años donde nada más se nos hacen promesas. Vamos allá y se nos dice que nos van a pagar. Nosotros queremos decirle al alcalde de Santiago que no es como dice el jurídico, que somos botellas. Nosotros no somos botellas, yo duré seis años trabajando en el hospedaje Yaque desde las 5:00 de la mañana’’, sostuvo.

‘’A mí me tocan 103 mil pesos’’, detalla Rosa Idalia Peguero Fermín, quien asegura trabajó como conserje durante 15 años de su vida. ‘’Ya yo estoy cansada de dar viajes’’, explica la mujer, que desde el sector Hato Mayor, en el sur de la ciudad, caminó muchas veces a pie, por falta de dinero para pasajes, para llegar temprano al ayuntamiento.

En tanto, Diómeda Espinal indicó que fue empleada municipal desde el 2012 y desconoce las razones por las que, tras el inicio de la gestión de Abel Martínez, se le canceló.

‘’Yo necesito mi dinero’’, se queja la mujer.


Comentarios