Fundación dejará fuera 75 niños por falta de recursos | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Fundación dejará fuera 75 niños por falta de recursos

imagen-054

Santiago.- El programa Niños con Una Esperanza, que ofrece servicios de educación y salud a 275 niños pobres, excluirá a unos de 75 infantes por la falta de recursos.

El pastor Pablo Ureña, director de la organización dijo que siempre han operado con deficiencias pero que luego del retiro hace cuatro meses  de la ayuda de la alcaldía no podrán seguir ofreciendo los mismos servicios.

Ureña dijo que sumado a eso, el ministerio de educación redujo a la mitad la cantidad de raciones alimenticias que suplía a los niños de la fundación para el desayuno escolar.

“Nuestros niños se desayunan en la fundación, almuerzan  y toman sus meriendas aquí, eso lo incluye el programa pero al dejar de percibir esos recursos aunque es nuestro deseo no podremos continuar albergando la cantidad de niños que tenemos”, refirió.

El programa de ayuda a los niños incluye alimentación, educación, servicios de salud, atención psicológica, sala de tareas, orientación cristiana, entre otros.

Pablo Ureña dijo que debido a la falta de recursos se les hace imposible pagar el personal que tiene a su  cargo la educación a los niños y que fungen como facilitadores en la sala de tarea, además del pago a una psicóloga, cuya labor es vital pata los niños y niñas del programa.

“También servimos como guardería, porque cuando los padres salen a trabajar ya ellos no tienen que quedarse solos en las casas o en las calles como ocurría anteriormente”, añadió.

La fundación Niños con una Esperanza inició sus operaciones hace trece años,  con niños de 3 a 16 años, muchos de los cuales han sido rescatados de las calles y del vertedero de Rafey donde hacían las funciones de “buzos”.

Pablo Ureña reiteró su llamado al gobierno para que se sensibilice con esta causa que es directamente en beneficio con la niñez y la juventud de más de diez barrios de la parte suroeste de la ciudad de Santiago.

 


Comentarios