La jugada maestra de Rafael Ovalles | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

La jugada maestra de Rafael Ovalles

Por José Alfredo Espinal

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- En  agosto del  año 2014, al presidente Danilo Medina se le ocurre designar a Rafael Ovalles como nuevo director general del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), un nombramiento que sorprendió a todo el mundo por el hecho de que Ovalles es un comunicador y no un técnico en materia educativa de esta índole.

Pero, como ya es una práctica en el gobierno de que no importa la carrera profesional ni la competencia de una persona para asumir un cargo, la designación de Ovalles en el INFOTEP fue vista como algo normal.

Con la llegada de Ovalles al INFOTEP la imagen de la institución hacia afuera sin duda que ha sido todo maravillas, debido a los constantes acuerdos que firma con distintas instituciones públicas y privadas, las construcciones de edificaciones y reacondicionamiento de otras y por su constante presencia en los medios de comunicación, y como saben, ésta última parte se debe fundamentalmente a su condición de comunicador.

Son méritos de su gestión que nadie puede discutirle al señor Ovalles como director general del INFOTEP.

Sin embargo, al señor Ovalles se le ha olvidado el principio fundamental de la institución que preside.

Al señor Ovalles se le ha olvidado que el INFOTEP no es un ministerio cualquiera o un INESPRE, donde caben los dirigentes de un solo partidito. Se le ha olvidado que el INFOTEP no puede manejarse como un patrimonio personal ni  con caprichos políticos para cancelar, obligar a renunciar o ingresar empleados.

Al señor Ovalles se le ha olvidado que el INFOTEP es una institución Tripartita, es decir, que recibe aportes del Gobierno central, los empleados y el sector empresarial, y donde éste último es quien hace la mayor inversión.

Pero, amparado en que es un hombre amigo del presidente y de plena confianza de toda su familia por más de diez años, el funcionario nativo de Moca se jacta de esa cuña política para hacer lo que considere en el INFOTEP para complacer su ego.

Con apenas dos años y un par de meses como director del INFOTEP, el señor Ovalles despidió al fotógrafo Juan Carlos Villa Rodríguez, quien tenía 15 años laborando en la institución  por simples caprichos.

Luego, utilizando  una de sus estrategias, pretendía que un servidor renunciara como Auxiliar de Comunicación en la Gerencia Regional Norte, cargo que ocupaba por espacio de más de 4 años, sin embargo, al ver que no renunciaba y al rehusarme a un traslado forzoso a la Oficina Nacional del INFOTEP, el señor Ovalles me desvincula de la institución alegando que mi salida se debe a “conveniencia administrativa institucional”.

Para obligarme a renunciar,  Rafael Ovalles se formuló la estrategia de eliminar el puesto que ocupaba en la Gerencia Regional Norte para transferirme a la Oficina Nacional, bajo las mismas condiciones laborales, lo que él pensaba que me obligaría a presentar renuncia, lo que rehusé.

Pero, señor Ovalles, es bueno que usted sepa lo siguiente:

Por más que usted construya aulas y edificios en el INFOTEP. Por más que usted sea amigo del presidente y de su esposa. Por más que usted tenga cuñas políticas. Por más que usted tenga años y veteranía en los medios de comunicación y por más poder que exhiba,  el INFOTEP y su personal no puede recibir tantas humillaciones de alguien que se cree que será permanente en la institución, y lo peor de todo,  alguien que piense que su trono no tendrá fin.

¡Qué pena que una institución de tanto valor y prestigio en la sociedad dominicana como el INFOTEP haya caído en sus manos…pero, no hay mal que dure cien años…

Usted lo quería, entonces, ahí está mi puesto.


Comentarios