La Ridiculista: Julio César Valentín | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

La Ridiculista: Julio César Valentín

José Ernesto Devárez hijo

Lamento que Julio César Valentín, Senador por la provincia de Santiago, limite el problema de los viajes ilegales hacia Puerto Rico, identificando como causa de los mismos la supuesta “cultura de aventura” de los dominicanos. Más torpe e inepta no pudo haber sido su posición, utilizando un argumento incoherente para tratar de tapar el sol con un dedo.

Y es que por más “aventurero” que sea el dominicano, nuestro pueblo no es estúpido. A esta altura de juego, quien se “tira” a una yola es porque está desesperado. Puede que aparezca un “grupito” que busque realizar el viaje por alguna razón superflua, pero la gran mayoría se pone en manos de la Virgen y embarca en una travesía peligrosa con la finalidad de encontrar oportunidades de desarrollo que nuestro país le ha negado.

Esta realidad parece ser noticia para Valentín (o vive en Júpiter), pues tuvo las agallas, mientras ponderaba la ascendente economía nacional, de asegurar que el tema económico no era necesariamente uno de los causantes de los viajes ilegales. Pero Senador, ¿entonces la gente se sube a una yola por gusto? ¿Acaso piensa usted que ellos quieren correr el riesgo de morir en alta mar por su “espíritu aventurero”? ¿O les hace falta el instinto de supervivencia que a los Senadores les sobra durante las “negociaciones” en el Congreso? Pues no Senador, lo que sucede es que la necesidad y la desesperanza empuja al más inocente a tomar decisiones incoherentes y peligrosas, como emigrar de manera ilegal. Aun no entiendo con la calculadora frialdad que Valentín celebró el desarrollo económico dominicano, cuando todos sabemos que ese desarrollo sólo ha beneficiado a un grupito, lejos de llegar a los círculos más necesitados de nuestra sociedad.

Pero por encima de lo ya expuesto, lo más indignante es que Valentín quiera meternos un cuento, realizando un análisis “al vacío” del problema de los viajes ilegales. Si tuviera responsabilidad y pantalones, el Senador apuntara, sin pelos en la lengua, las razones tras dichos viajes. Cuando sumamos la precaria situación económica de cientos de dominicanos a la desigualdad social, a la falta de oportunidades de desarrollo para el grueso popular, a la complicidad de las autoridades en los viajes ilegales, y a la debilidad de nuestro sistema judicial para aplicar sanciones ante hechos como este, el resultado es un panorama propicio para que se continúen realizando travesías en yola hacia Puerto Rico.

Así que, Julio César Valentín, ilustre Senador por Santiago, no quieras cubrir con una cortina de humo todo esto, con la finalidad de nublar la realidad. Habla con responsabilidad, asume tu posición como Senador para abogar por tu pueblo, no para hacernos cuentos de camino. Gánate el cheque que este pueblo te paga mes tras mes, además de los beneficios como el barrilito que tu actual posición garantiza. Sé coherente y objetivo cuando te dirijas a tus electores. Deja detrás la demagogia y los inventos; por lo menos ten los pantalones para decir la verdad.

Pero mientras cambias tu modus operandi, tu fallido intento de tergiversar las causas de los viajes ilegales, te ha ganado la distinción de ser incluido en el prestigioso espacio de la Ridiculista.

Fuente: El Nuevo Diario y Acento.com.do


Comentarios