Los Metros son campeones tras siete años de espera | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Los Metros son campeones tras siete años de espera

E556C87A-D74D-44D8-B368-B74CA767764E.jpg__680__460__CROPz0x680y460

Los flamantes campeones nacionales, Metros de Santiago, celebraron ayer su más reciente triunfo junto a una gran fanaticada que agradeció y disfrutó el logro más trascendental de esta franquicia en más de un lustro.

Al filo de las siete de la noche de ayer, jugadores, técnicos y directivos se entremezclaron con una gran multitud congregada en la Gran Arena del Cibao Oscar Gobaira para celebrar el título ganado el viernes pasado por los Metros en la final de la Liga Nacional de Baloncesto (LNB) en su versión 2014 dedicada a Héctor Báez In Memoriam.

El ambiente en la “Ciudad Corazón” no podía ser más alegre para festejar lo que nunca se había producido en el país: una franquicia tricampeona en el baloncesto profesional quisqueyano.

Los Metros se coronaron tras derrotar 80-75 a los Titanes del Distrito Nacional en el sexto partido de la final. Los santiaguenses habían sido campeones en las ediciones 2006 y 2007.

Al hacer su entrada al gran escenario, los jugadores desencadenaron grandes emociones y vítores por parte de una fanaticada que les hacía reverencia por su gran participación en la recién concluida temporada criolla.

A ritmo de la música del popular artista Vakeró, el presidente del combinado santiagués, Mícalo Bermúdez, expresó su satisfacción al saborear el éxito por primera vez tras alcanzar una corona nacional en su quinto año al frente de la franquicia.

“Muy contento de haber logrado esto, Santiago se lo merecía”. “Ahora nos hemos convertido en un conjunto emblemático y cúspide del baloncesto ya que ningún otro tiene tantos campeonatos como nosotros y espero que nos mantengamos así durante muchos años”.

“Mi mayor satisfacción es que Santiago puede disfrutar de esto, pues yo quiero hacer un trabajo por la juventud de mi ciudad; vivimos con tantas situaciones difíciles de drogas y delincuencia y como empresario tengo un compromiso que cumplir y es ayudar a través del baloncesto”. “Espero que mi aporte pueda servir a que los jóvenes se enfoquen en actividades sanas y recreativas como esta”, enfatizó.

Sobre una plataforma -cuyo mayor destaque fueron vistosas luces y dos pantallas gigantes- los protagonistas del tabloncillo agradecieron el respaldo de todos los presentes. Rodeado por varios seguidores, Víctor Liz, capitán del equipo y escogido “Jugador Más Valioso” de la serie, externó su satisfacción al poder conseguir su tercer campeonato nacional.

“Es lo mejor que nos ha pasado, yo particularmente sentía la responsabilidad que la directiva había depositado en mi y quiero agradecer a todos mis compañeros que me ayudaron a salir de algunos momentos en baja por los que atravesé durante el torneo ya que gracias a ellos los pude superar”. “Dedico este gran torneo a mi familia por todo su apoyo, a Mícalo y de manera muy especial a toda mi gente de Santiago.”.

Habla dirigente
Igualmente mostró su euforia el dirigente boricua Tony Ruíz, quien vino a realizar su debut dirigencial en el país y se llevó una gran impresión tras ser el primero de Borinquen en ganar un campeonato en República Dominicana. El capataz expresó que su disciplina y responsabilidad lo llevaron a poder integrar a todos los jugadores que pusieron cada uno un granito de arena.

“Los campeonatos no se compran, se ganan con obreros”. “Independientemente del buen plantel que teníamos lo importante es que logramos un objetivo en el cual todos fuimos juntos por la misma meta” .”Los equipos campeones deben ganar en la ruta y así lo hicimos en ese sexto juego”, expresó un jubiloso Ruíz que agradeció el buen trato recibido por todos los fans en el país.

Joel Ramírez
El armador del equipo, Joel Ramírez, conocido y muy querido por toda la fanáticada santiaguense -pues ha sido parte de los tres campeonatos de la escuadra santiagués- fue quien se encargó de encestar el canastazo que condujo a Metros al campeonato. Rebosante de alegría en medio de la concurrida celebración, al momento de ser abordado, la reacción en el rostro de Ramirez reflejaba toda felicidad.

“Este sin lugar a dudas tiene un gran significado ya que sentía el compromiso durante siete años de dar otra corona a Santiago”. “La integración de nuestros jugadores de la banca fue vital para coronarnos, le dedico esto a mi padre y a toda la fanaticada de Santiago con todo mi corazón”.


Comentarios