Peña Gómez fue a Hipólito lo que Monchy no será a Abel… | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Peña Gómez fue a Hipólito lo que Monchy no será a Abel…

Por Luis Manuel Flores
Aunque en menor porción que la carga populosa, la victoria presidencial del año 2000 venía siendo impulsada por un fuerte sentimiento de deuda colectiva con Peña Gómez por parte del electorado que colocó al señor Hipólito Mejía en el cargo de primer mandatario.

Las razones fueron múltiples para que sucediera todo aquello; empezando por lo que Peña Gómez representaba como líder, los fraudes de los cuales había sido víctima, los efectos lacerantes de las conocidas campañas sucias y la lealtad de Mejía hacia su figura.

Llegado el año 2004 las cuotas fueron cumplidas y la deuda había quedado saldada, por lo que el sentimentalismo que torturaba aquella conciencia colectiva no sentía nada a deber y Peña Gómez quedó relegado a los merecidos reconocimientos que año tras año recibe.

De su lado, el fallecimiento del dirigente peledeísta Monchy Rodríguez nos coloca en una situación propicia para equiparar aquel escenario con lo que pudiera acontecer en menor escala y con algunas variantes en el año 2020, ya que aún está fresca aquella contienda del año 2016 donde como por arte de magia (bueno, más trucos que magia. Y esta es la razón del resentimiento o la deuda; como prefiera) el ex director de Pasaportes perdió en cuestión de semanas la lucha por la alcaldía frente a Abel Martínez.

En resumidas cuentas, nos luce que ese electorado dolido o endeudado estaría apostando a una sinergia municipal que más que llevar a un “monchista” al edificio de la Avenida Juan Pablo Duarte busque darle un merecido a quien allí gobierna… ¡Y deuda saldada con el santo Monchy!


Comentarios