Puertorriqueño secuestrado pensó lo matarían | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Puertorriqueño secuestrado pensó lo matarían

Santiago. El puertorriqueño Miguel Rivera, quien fue secuestrado por varios individuos cuando se encontraba frente a un hotel de esta ciudad, llegó a pensar que estas serían sus últimas horas de su vida.

Los captores habían pedido la suma de mil dólares a los demás amigos, un grupo de 21 jugadores de softbol que vinieron desde la isla del Encanto la pasada semana. La presencia policial, alertada por el abogado Juan Álvarez, amigo de los extranjeros, permitió liberar a Rivera, de 32 años, sin que los captores pudieran lograr cobrar el dinero pedido para liberarlo.

En el enfrentamiento con la policía fue ultimado uno de sus captores que supuestamente recogería el dinero y apresaron a otro en la comunidad El Ingenio.En el secuestro participaron tres vehículos, y en el grupo de captores figuraba una mujer que al parecer sirvió como señuelo. Rivera narra que al llegar al hotel, tras ver el juego final de las grandes ligas, le colocaron una sábana y montaron en uno de los vehículos.

“La actitud de ellos era agresiva y me pedían que llamara a mis amigos para que les entregara mil dólares. Al verme apuntado por las armas de fuego solo pensé en que iba a morir”, apunta el extranjero. Leslie Díaz Santiago, un ex agente penitenciario puertorriqueño y quien junto al general Pablo de Jesús Dipré, estuvieron en el momento de que fue liberado, sin pagar la recompensa.

Recuerdan que en Pedernales tuvieron un pequeño altercado con un dominicano y la hipótesis que manejan de que pudieron actuar desde esa zona, es que las llamadas hechas a su celular, se hicieron con un número telefónico de Haití. Ellos decían que el viaje de ellos le había salido muy caro, que debíamos pagar los mil dólares y de los contrario lo iban a matar”, indicó Díaz Santiago.

La acción de secuestro fue cometida, a pesar de que en el lugar se encontraban otras personas en la zona monumental. El taxista David Medina, la persona utilizada para perseguir a los delincuentes, dijo que solo en películas había visto una acción de rescate similar.


Comentarios