Quejas por la maratónica primera audiencia del juicio de Odebrecht | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Quejas por la maratónica primera audiencia del juicio de Odebrecht

Comenzaron a salir las quejas de los abogados, imputados y testigos por la “larga y agotadora” jornada de 12 horas de audiencia por el juicio de fondo de Odebrecht. Algunos han calificado lo sucedido como “un abuso” de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

Los abogados del caso, así como las demás partes del proceso comenzaron a llegar al tribunal antes de las 3:00 de la tarde de ayer y no fue hasta aproximadamente las 3:00 de la madrugada de este viernes cuando terminó la audiencia que volverá a reanudarse el próximo martes.

Uno de los que se quejaron fue el abogado Edward Vera. Cuando habían transcurrido nueve horas sin salir de la alta corte se desahogó en twitter.

“Desde las 3:00 p.m., los abogados defensores de los imputados del caso Odebrecht estamos en sala audiencias SCJ. Hace 9 horas no ingiero alimentos. Apenas hay agua tibia ahí afuera. No estoy en condiciones de ejercer mi ministerio en tan inhumana situación”, posteó el abogado.

Luego siguió su queja con otro tuit: “Estoy seguro que los jueces SCJ ya han merendado, cenado, tomado agua y café, mientras uno sigue aquí, lánguido del hambre, sin poder abandonar el lugar. Las luces TV me tienen asado. Sospecho se trata de estrategia para cansarnos. Muy mal llevado esto”.

El jurista calificó la jornada como algo inhumano y mencionó los asuntos de seguridad a los que se exponen los abogados al abandonar la audiencia en la madrugada. Refirió que los jueces y fiscales salen del tribunal y son transportados por choferes y además tienen personal para garantizar su seguridad, mientras que otros que acudieron a la audiencia salen solos “cargados de bultos y desarmado, a merced de la nula seguridad pública que ofrece este paisaje”.

Para el inicio del juicio de fondo fueron citados aproximadamente 251 testigos, muchos de los cuales estuvieron aguardando en tres salas de la Suprema. Ayer en la noche, muchos de ellos se dieron por vencido y se fueron a sus casas, mientras que otro grupo se mantuvo esperando.

Otra de las quejas de los testigos, abogados y la prensa fue la referida a las excesivas medidas de seguridad. Los que debían estar en la sala donde se conocía la audiencia, debían pasar por tres chequeos, detectores de metales. Además, revisaban a todo el mundo cada vez que alguien salía y quería volver a entrar al tribunal.


Comentarios