Sacerdote cita claves para mantener el matrimonio Fotos | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Sacerdote cita claves para mantener el matrimonio Fotos

SANTO DOMINGO. El Despacho de la Primera Dama de la República auspició la conferencia Matrimonio y Familia, a cargo del padre mexicano Ángel Espinosa de los Monteros, quien citó las claves para mantener los matrimonios y que destacó que “amando se entiende la gente”.

En la conferencia, iniciativa de Cándida Montilla de Medina, el sacerdote expresó que no hay mejor esquema que un hombre y una mujer que se aman y deciden luchar juntos para darle lo mejor a la familia que han creado.

Según una comunicación de prensa sobre la actividad, Espinosa refirió que su conferencia tiene el propósito de dejar una reflexión tendente a contribuir con alguien que desee mejorar la manera de enfocar su propia vida.

En ese sentido, exhortó a los presentes a mejorar la vida en oración, y a no ser cristianos de a pie.

Destacó que el matrimonio es la columna vertebral de la familia que a su vez es el organismo más importante de la sociedad, en la que todo se aprende y donde los padres constituyen los verdaderos maestros.

“La mejor universidad del mundo es la familia”, dijo.

“Amar es ceder, comprender, perdonar, buscar la felicidad de la otra persona, es crecer”, expresó el orientador matrimonial.

Ángel Espinosa expuso que uno de los factores principales que inciden en la alta tasa de divorcio es que la gente no está llegando preparada al matrimonio.

“Desde que se ha abierto esta brecha la gente registra en su cabeza cásate… total, si no funciona está la puerta entreabierta y entonces mucha gente llega al matrimonio sin tener claro que es para siempre”, agregó.

Se comienza mal, advirtió, si se parte del hecho de que la gente contrae matrimonio dejando la puerta entreabierta de que el divorcio es una posibilidad súper accesible.

Resaltó la importancia de que las personas se concienticen de que el matrimonio es un tema de fidelidad, de indisolubilidad.

“No siempre basta con hablar, hay que amar, dar un paso más… Amando se entiende la gente”, manifestó.

La conferencia fue organizada como parte del programa institucional Comunidades Inteligentes, en el interés en encontrar respuestas al reto de la vida en común en el seno del hogar.

A la actividad, celebrada en el centro de convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, acudieron cerca de mil personas, entre ellas personalidades del ámbito público y privado e integrantes de movimientos de la iglesia católica.

Acompañaron a la primera dama el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria y el obispo auxiliar de Santo Domingo, monseñor Ramón Benito Ángeles.

Al final, a solicitud del padre Espinosa, Ozoria y Ángeles bendijeron el acto. “Fue una experiencia maravillosa, agradecemos estos testimonios del padre Espinosa”, señaló monseñor Ozoria.

También los ministros de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas y de Educación, Andrés Navarro. Igualmente el juez de la Suprema Corte de Justicia, Fran Soto, la presidenta de Sur Futuro, Melba Segura de Grullón, Oscar Villanueva y su esposa María Esther Valiente de Villanueva, ejecutivos de la Fundación Quiéreme Como Soy.

Espinosa, orientador y conferencista, lleva más de 22 años impartiendo sus conocimientos, y ha resaltado que el objetivo de recorrer el mundo dando estas guías.

Matrimonio y Familia, dijo la Primera Dama, es un tema de vital importancia para todas las personas, independientemente de su profesión de fe y de sus actitudes frente a la vida.

Destacó que la visión del reverendo Espinosa sobre el este tema, está impregnada no solo de la sabiduría secular acumulada en sus bregas cotidianas, sino, en la trascendencia que nace de la fe en Dios y de los valores que la acompañan.

Sobre el padre Ángel Espinosa de los Monteros
Nació en Puebla, México, en 1966. Realizó sus estudios de Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y de Teología en el Ateneo Regina Apostolorum, donde obtuvo la licenciatura en Teología Moral, con especialización en Bioética.

Posee una maestría en Humanidades Clásicas por el Instituto de Estudios Humanísticos de Salamanca, España.


Comentarios