Venezuela pide captura internacional de dirigente opositor | Diariode3

Social Media

FacebookTwitterRSSYoutube

Venezuela pide captura internacional de dirigente opositor

CARACAS — Venezuela solicitó la captura internacional del expresidente de la Asamblea Nacional y dirigente opositor, Julio Borges, quien se encuentra en Colombia, por su supuesta vinculación con el intento de atentado contra el mandatario Nicolás Maduro, anunció el viernes el ministro de Comunicación.

Tras difundir el video de una supuesta declaración que ofreció el diputado detenido Juan Requesens en la que reconoce que habría recibido órdenes de Borges para ayudar a ingresar al país a uno de los implicados en el caso, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez dijo a la prensa que las autoridades venezolanas emitieron “código rojo” para pedir a Interpol la captura del dirigente opositor.

“Julio Borges es un cobarde”, expresó Rodríguez en conferencia de prensa desde el palacio de gobierno al afirmar que Requesens, quien fue arrestado el pasado martes por la policía política, vinculó al dirigente opositor en sus declaraciones ante las autoridades.El ministro reiteró la solicitud del gobierno venezolano para que Estados Unidos y Colombia respondan a la petición de entrega de los presuntos implicados en el intento de magnicidio que estarían en esos países y agregó que próximamente se presentarían evidencias de la supuesta protección que se estaría dando a algunos de los solicitados en algunas naciones del continente.

Horas después, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, dijo en rueda de prensa que hasta el momento no ha recibido el pedido de extradición de parte del gobierno de Maduro.

“Hasta esta mañana que estuve hablando con mi viceministra y mi jefe de gabinete se me dijo que la solicitud de extradición no ha llegado formalmente. Si va a llegar o no yo no sé, pero no conozco ninguna acción oficial en esa materia. Si va a llegar analizaremos qué es lo que se presenta”, agregó el canciller colombiano.

Las autoridades venezolanas activaron la víspera los canales jurídicos y diplomáticos para solicitar la extradición de Borges, de 48 años, a Colombia.

De acuerdo con las leyes venezolanas las solicitudes de extradición deben ser aprobadas por el Tribunal Supremo de Justicia y luego tramitadas por la cancillería.

El Tribunal Supremo ordenó el miércoles la detención de Borges alegando que existen elementos que lo comprometen en los delitos de instigación pública, traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración.

Asimismo, la oficialista Asamblea Nacional Constituyente acordó el retiro de la inmunidad parlamentaria de Borges y Requesens, de 29 años.

La Asamblea Nacional -controlada por la oposición- rechazó el jueves las acciones de la Constituyente y dijo que no reconocería el retiro de la inmunidad de dos de sus miembros.

El expresidente de la Asamblea Nacional denunció la noche del jueves que su residencia, ubicada en el este de la capital venezolana, fue allanada por miembros de las fuerzas de seguridad, acción que consideró una “cobardía”.

“Están robando y desmantelando todo por donde van recorriendo”, dijo Borges en su cuenta de Twitter.

El apartamento donde vive Requesens también fue allanado la noche del miércoles por una treintena de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) que aparecieron en el lugar con armas largas y algunos con los rostros cubiertos con capuchas, indicó a la prensa Rafaela Requesens, dirigente estudiantil y hermana del diputado.

La dirigente denunció que desde que su hermano fue detenido las autoridades lo mantienen incomunicado y no se le permite reunirse con sus familiares o abogados.

Los anuncios del ministro coincidieron con una marcha que realizaron varios cientos de opositores a las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el este de la capital, para denunciar los casos de Borges y Requesens y rechazar lo que consideraron una “persecución política”.

Al grito de “Liberen a Requesens” y entre carteles en los que se leía “Basta de persecución”, varios cientos de opositores marcharon por una de las avenidas del este de Caracas hasta las oficinas de la OEA para denunciar el caso.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, dijo el jueves que las autoridades detuvieron a ocho personas, solicitaron la captura de otras diez y allanaron dos clínicas, una finca, un apartamento y varios locales comerciales que pertenecen a un empresario solicitado.

Reverol precisó que 25 personas están siendo investigadas por su presunta vinculación con el caso.

En el intento de atentado del sábado contra Maduro se emplearon dos dones con supuestos explosivos. Uno de los aparatos sobrevoló cerca de la tribuna presidencial y fue desorientado con equipos inhibidores de señales activados por las autoridades, mientras que el segundo perdió el control y cayó en un edificio cercano, dijo Reverol.


Comentarios